martes, 10 de febrero de 2015

De beautiful garbage #enfermeria

¡Qué ganas de volver a estas líneas! Hoy volvemos con uno de esos post #haciendoamigos.
Hace ya algunos meses que acontecieron los hechos pero la historia merece ser contada y si posible, comentada y debatida. Llevamos muchos años luchando por la humanización de los cuidados; se nos llena la boca de "paciente empoderado", de compartir el sistema, de mejorar la atención. Nos desgañitamos y hacemos campañas que dan la vuelta a las redes sociales y salen en todos los medios... Y por desgracia, la realidad es otra muy distinta.
"Llegada del paciente a la unidad de hospitalización. Aparece alguien que no sabemos si es enfermera, auxiliar o cosa, a hacer ese acto fundamental e imprescindible para todo ser humano que es tomar la tensión. Apenas balbucea un par de palabras inconexas y se marcha. No volvió a explicar nada al paciente, que iba a ser sometido a intervención a la mañana siguiente, de hecho, no volvió a nada. Cuando yo estudiaba se nos decía que informar adecuadamente al paciente antes de una operación, reducía la ansiedad, y podía reducir las complicaciones. Debe haberse demostrado ya lo contrario o debe ser función de otros. (Qué nos gusta decir esto!)
A la vuelta de quirófano, nos recibió un chico que llevaba el cartelito de estudiante, con el consabido aparato-imprescindible para tomar la tensión. Tras realizar la maniobra correspondiente de forma ultraprofesional y sin pedir permiso, le preguntó al paciente que de qué había sido operado (cómo??? No ha leído el informe de quirófano antes de entrar??). El paciente respondió y el proyecto de enfermero se fue por donde había venido, sin revisar apósito quirúrgico, drenajes ni vías. Ilusos, pensamos que vendría después la enfermera correspondiente a realizar una valoración adecuada; no lo hizo.
En una ocasión, el paciente tuvo dolor. El cirujano había insistido mucho en pedir calmantes de rescate si, a pesar de los pautados, era preciso. Fui a pedirlo amablemente y me echaron a patadas, era la hora del café... Llamé desde la habitación y me indicaron por el interfono que no había llegado la medicación y que a las 16h tendría un calmante, eran las 14:05. A pesar de mis explicaciones, no obtuve respuesta.
Por la tarde llegó otra estudiante. Venía de otra habitación con dos medicaciones que había retirado. El extremo de uno de los sistemas de suero vacío y usado, estaba manchado de sangre. Los apoyó en la mesita de nuestro compañero de habitación a pelo, sin batea ni nada, y se dispuso a retirarle a éste un suero también vacío. Los sistemas que habían quedado allí abandonados se cayeron al suelo y ella exclamó: Ay! Es que no se cómo ponerlos para que no se caigan! A lo que yo respondí, con toda la paciencia que pude, que lo que tenía que hacer era tirarlos antes de entrar en otra habitación, lavarse las manos y usar guantes (bueno, igual no fue con tanta paciencia). Ella se ofuscó mucho y me respondió que si no me gustaba, no tenía más que hacerlo yo misma...
He de hacer un pequeño inciso aquí para reafirmarme en mi idea de que muchas personas son basura y se creen que un uniforme renegrido les da autoridad y sabiduría absoluta. Es una pena porque el ser basura se contagia más rápido que el ser amable o feliz. Impregna todo lo que toca y lo convierte en ya sabéis que.
Bueno, sigamos con la historia.
La alumna volvió después con guantes, los mismos para los dos pacientes, por aquello del ahorro, y pidió perdón porque estaba saturada de trabajo... En fin, mejor nos ahorramos el comentario y no le decimos que la educación y el respeto son la parte principal de nuestro trabajo y que sin eso, todo lo demás es basura, que las infecciones que paseamos de un paciente a otro causan miles de muertes innecesarias, que ponerle o quitarle un suero a alguien no es una emergencia y por tanto, podemos permitirnos el lujo de lavarnos las manos entre uno y otro, etc, etc.
Por la noche vino otra enfermera, una pena que no dejan tener estudiantes de noche con lo bien que vienen, y puso un suerecito de medicación. Nos instó a avisarla cuando se terminara. Eso hicimos; aún la estamos esperando..."
Mis reflexiones en voz alta:
1. Los estudiantes son el fiel reflejo de un colectivo desganado y malhumorado. Las universidades, pero también cada enfermera, es responsable de formar a profesionales de alta calidad; no eludas tu rol docente porque mañana en esa cama puedes estar tú.
2. Nuestro trabajo "técnico" es más que deficitario. Pasan muy pocas cosas para el trabajo tan malo que hacen muchos compañeros.
3. Nuestro perfil de servicio al cliente es vergonzoso. Nos ponemos el fonendo y se nos olvidan cosas básicas como decir buenos días o por favor.
4. Hace muchos años que no trabajo en asistencial por eso quizás veo las cosas desde otro prisma. Cómo lo veis los que estáis a pie de cama?
Comienza el debate!

19 comentarios:

  1. Y explicar por qué en domingos y festivos no se toman las constantes (siendo el mismo personal)...
    O dependiendo del profesional te toman la saturación oxígeno o no (en sala de neumo,ojo...y por epoc con enfisema muy agravada)

    Si la medicina personalizada no existe, la enfermería personalizada le cuesta arrancar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dani por tu comentario. Tienes toda la razón, no tiene explicación alguna...

      Eliminar
  2. Que por desgracia has descrito una realidad. Que bajo el paraguas de la crisis amparamos todo, el ser mal educados por ejemplo. Que la administración recorta y recorta y a nosotros se nos olvida ofrecer una sonrisa al llegar a la habitación, una palabra amable, una explicación. Se ve que todos estamos "recortando". Reflexionemos y ofrezcamos a los estudiantes algo más que técnicas, ellos son nuestro futuro y nosotros somos su presente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace mucho que fuí estudiante, tengo 49 años pero acabé en el 2010, con 44. Nunca fuí, ni soy, perfecta, pero estoy segura de que no era, ni soy, como se describe. Si algo nos da esta profesión, es la satisfacción de un trabajo bien hecho y un usuario satisfecho, y eso no se paga con dinero ni tiene que ver con la crisis. A lo mejor no hay tiempo para leer TODAS las historias clínicas, pero, vamos, de ahí a no saber de qué le han operado..... Y el parte? De lo que yo tenía miedo cuando era estudiante era de no defraudar al paciente, que al verme con la bata blanca pensaba que yo sabía "todo" cuando yo sentía que no sabía "nada"; ahora he aprendido que no es necesario saber todo, pero sí lo básico. Y los errores que se describen en el texto son muy básicos.... qué pena.

      Eliminar
    2. Gracias Peneka, sí hay que recortar se recorta pero las buenas formas y la buena educación deben prevalecer siempre.

      Eliminar
    3. Cierto Elena, son errores básicos, de no tener a nadie al lado para recordártelos. Y la pena es que lo mismo da que seas enfermera que estudiante, la basura es la misma... Gracias

      Eliminar
  3. Olga!

    Otra vez por aquí! que bien leerte.

    Vivir historia de estas... son la antítesis de lo que se nos llena la boca, hablar con el paciente, ser educad@s, mantenerse informad@ de la historia clínica... no forman parte del temario de las universidades, aunque si de la vida. Mi máxima siempre ha sido "trata a todos como quieres que te traten a ti".

    Hay demasiad@s que trabajan sólo para ganarse la vida, y en salud... es donde se echa más de menos unos buenos dotes de calidad humana, buena profesionalidad y cariño por la profesión que se ejerce.

    Sigue escribiendo, Olga.
    Te leemos.

    Mer
    @merbondal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa. En salud es imprescindible la calidad humana, estoy de acuerdo.

      Eliminar
  4. Deberiamos recordar la base... Estamos hartos de elaborar guías de excelencia, de como ser los mejores, y parece que peleamos por hacerlo mal. Uf...
    Gracias por el post Olga, un buen bofetón de realidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos hacen falta cosas como ésta para darnos cuenta de que la realidad es bien distinta a la que predicamos.
      Gracias amigo!

      Eliminar
  5. La experiencia frente al hospital, en primera persona.
    Los pacientes van a las consultas, no sería necesario.
    Las preguntas que se les hacen (anamnesis?) son para responder con monosílabos. Lo demás no interesa, si cuentan algo, no se les escucha, hasta molesta.
    Puede acudir diez, quince, veinte veces a una consulta y nadie le hace una palpación.
    En una habitación a oscuras, solo en una camilla, un medic@ entra y le hace una ecografía. No le habla. Si quitan al paciente y ponen a un perro... a lo mejor... le hubiera dicho algo cariñoso.
    En una habitación cualquiera un paciente terminal muere al lado de un joven indignado que se considera un intruso en esa muerte.

    Hospitales. Cuantas cosas hay que cambiar!!!

    Hospitales

    ResponderEliminar
  6. La experiencia frente al hospital, en primera persona.
    Los pacientes van a las consultas, no sería necesario.
    Las preguntas que se les hacen (anamnesis?) son para responder con monosílabos. Lo demás no interesa, si cuentan algo, no se les escucha, hasta molesta.
    Puede acudir diez, quince, veinte veces a una consulta y nadie le hace una palpación.
    En una habitación a oscuras, solo en una camilla, un medic@ entra y le hace una ecografía. No le habla. Si quitan al paciente y ponen a un perro... a lo mejor... le hubiera dicho algo cariñoso.
    En una habitación cualquiera un paciente terminal muere al lado de un joven indignado que se considera un intruso en esa muerte.

    Hospitales. Cuantas cosas hay que cambiar!!!

    Hospitales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Aurea, supongo que nos hacemos "inertes" al sufrimiento de los demás para no ver el nuestro cercano. Qué equivocados estamos!

      Eliminar
  7. La importancia de la detalles.... Junto a la teoría y practica Enfermera.... Teoría y practica como persona...

    ResponderEliminar
  8. Pues yo me niego a asumir que todo es tan negativo...llevo trabajando 27 años y 18 en UCI y siempre recomiendo a mis compañeras, alumnas y a mi misma que entrar a trabajar con una sonrisa,presentarte a tus pacientes,empatizar con ellos,escuchar sus problemas,intentar dar soluciones,pero sobretodo ponerte siempre en el lugar de ellos y pensar que debes tratarlos como a ti te gustaría que te trataran es la base fundamental de los cuidados...así de sencillo. Esta actitud asociada a unos buenos cuidados protocolarizados en los que intento participar activamente hacen que mi trabajo sea para mi satisfactorio....ahhh y además les canto y les hago mover al ritmo de la música... Llamadme "Friki" pero esta demostrado que la música mejora el estado de ánimo y ayuda en la recuperación del paciente...y a mi me funciona...hay que instaurar la cultura de la positividad y de la empatia en estos tiempos tan difíciles..un saludo a todos desde Asturias
    Araceli

    ResponderEliminar
  9. La verdad es que yo tampoco creo que se pueda generalizar la mala educación y la mala práctica a la enfermería en su conjunto. Nadie ha tenido una buena experiencia en la sanidad pública?? No puedo creer eso...porque yo, no he trabajado durante casi 20 años así, ni lo hago actualmente, ni por mi manera de ser creo que lo haga en un futuro. Y además en la UCI en la que desarrollo mi labor asistencial comparto horas con excelentes personas y profesionales que no veo reflejadas en estas lineas.
    Que existen cosas a mejorar...por supuesto. Que existen profesionales mal llamados así...por supuesto...que los alumnos no tienen la formación "humana" mínima y muuuucha técnica y teórica...de acuerdo. Pero creo que debemos de ver en esto la excepción y no la norma.
    Muchos saludos desde Asturias.
    Mónica.

    ResponderEliminar
  10. Buen post y mejores comentarios. Con los dos últimos comparto q no creo que tod@s funcionemos así, seguramente una minoría más bien, pero por muy poc@s que sean debemos ser critic@s con dichas "actuaciones" y (lo estoy echando de menos) suficiente "autocritica" para también ser corregid@s por determinadas actuaciones. Os que nadie le da por decir a su compañer@ lo MAL que lo hace?
    Y por que nadie cuenta en su Blog el día que le tuvieron que corregir??? ;-)
    Por último, añadir que la información, conocimiento y la educación han sido las herramientas con las que más pacientes y su confianza me he ganado.
    Felicidades de nuevo por el post!!

    ResponderEliminar
  11. Buen post y mejores comentarios. Con los dos últimos comparto q no creo que tod@s funcionemos así, seguramente una minoría más bien, pero por muy poc@s que sean debemos ser critic@s con dichas "actuaciones" y (lo estoy echando de menos) suficiente "autocritica" para también ser corregid@s por determinadas actuaciones. Os que nadie le da por decir a su compañer@ lo MAL que lo hace?
    Y por que nadie cuenta en su Blog el día que le tuvieron que corregir??? ;-)
    Por último, añadir que la información, conocimiento y la educación han sido las herramientas con las que más pacientes y su confianza me he ganado.
    Felicidades de nuevo por el post!!

    ResponderEliminar
  12. Muy buenas reflexiones las que se pueden leer.

    Soy enfermera graduada en 2014 y a lo largo de los 4 años de carrera he podido ver a todo tipo de profesionales. Es cierto que los enfermeros que nos forman han de tener responsabilidad a la hora de desarrollar su trabajo y de facilitar la enseñanza de los estudiantes. Pero cuando eres estudiantes has de ser capaz de cribar y ver que enfermero es el que te conviene, que modelo de enfermería quieres aprender y que clase de enfermero quieres ser. Por ello opino que como estudiantes también debemos de responsabilizarnos y saber elegir que es lo que queremos que se vea de la enfermería.

    ResponderEliminar